28
Jan

Martes, 28 de noviembre de 2023

Excelentísimo Don Alfredo Martínez Serrano

Embajador de España en Canadá

74 Stanley Avenue, Ottawa (Ontario) K1M 1P4

emb.ottawa@mae.es

 

Excelentísimo Embajador,

 

En una visita el viernes 24 de noviembre, al paso de Rafah, que conecta Gaza con Egipto, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, declaró junto al primer ministro belga, Alexander De Croo, que la “matanza indiscriminada de civiles” en el territorio palestino era “completamente inaceptable.”

 

Tal declaración ha sido considerada como una falta diplomática y además un insulto no solamente al pueblo israelí pero igualmente al pueblo judío a nivel mundial. El Presidente del gobierno español no ha tomado en cuenta ni un solo instante el trauma causado en la población Israelí por la matanza llevada a cabo por los terroristas del Hamás y cerca de 200 civiles gazaouis. Una masacre que sobrepaso la imaginación en cuanto a la crueldad y la barbarie de los agresores, Mil cuatrocientas víctimas, hombres mujeres ancianos y niños cobardemente asesinados, entre ellos un bebé de pocos meses quemado vivo en un horno, mujeres violadas y luego descuartizadas y para colmo de horrores, 240 rehenes secuestrados en el territorio de Gaza para servir de moneda de cambio con terroristas palestinos prisioneros en Israel.

 

Las comunidades judías a través del mundo están aterradas e igualmente indignadas por las palabras pronunciadas por el señor Pedro Sánchez quien demostró a través de estas, una falta elemental de juicio además de un déficit de compasión y de empatía hacía las víctimas inocentes del 7 de octubre.

 

Contrariamente a las reacciones de numerosos países, algunos de ellos miembros de la Unión Europea, que no han dejado pasar un día desde la reacción israelí frente al Hamas sin condenar la acción del Ejercito de Defensa de Israel quien contrariamente a los asesinos nazis del Hamás, posee un código de honor en cuanto a sus intervenciones contra el enemigo y particularmente frente a las poblaciones civiles en Gaza a las cuales se le ha pedido varias veces de evacuar las zonas de guerra.

 

En mi calidad de presidente de la Federación Sefardí de Canadá cuya vinculación con España se ha mantenido firme a través del idioma español que hemos sabido guardar durante siglos y de una herencia cultural que ha perdurado durante más de 500 años después de nuestra expulsión de España, hoy, me es lamentable decirlo, las comunidades Sefardíes a través del mundo y particularmente en Canadá se sienten indignadas y tristes por las declaraciones del presidente del Gobierno español. El pueblo judío se enorgullece de ser el pueblo de la memoria y seguiremos recordando la decisión justa del gobierno español de la época, en 1986 al reconocer el Estado de Israel y el discurso caluroso de Su Majestad Juan Carlos hacía los judíos sefardíes durante los actos de conmemoración, en 1992, del 500 aniversario de la expulsión de los judíos de España. No olvidaremos tampoco la visita histórica a España, la primera en 25 años, del presidente del Estado de Israel Reuven Rivlin acompañado por su esposa y la maravillosa acogida que les ofreció Su Majestad Felipe II y su Alteza Real la Reina Letizia.

 

Los inquebrantables lazos que unen a España los sefardíes en todo el mundo deben seguir siendo permanentes y sujetos a una confianza mutua y a un dialogo abierto y franco. Las declaraciones del presidente del gobierno se han apartado del camino de la imparcialidad cuando en realidad, al poder haber sido distintas se hubiese evitado la crisis diplomática que estamos viviendo dentro de un clima cargado de antisemitismo a nivel mundial.

 

Atentamente le saluda agradeciéndole de antemano por el interés a mi carta.

 

Avraham Elarar

Presidente de la Federación Sefardí de Canadá

Miembro de la Federación Sefardí Mundial

Leave A Comment